domingo, 17 de febrero de 2013

Otra semana, otra carrera, otra prueba, la Mitja de Barcelona

Acabé la semana pasada con muy buenas sensaciones en la Bdn Running, ahora esta semana toca la Mitja de Barcelona y espero que todo siga viento en popa.

El sábado me preparé un buen tupper de arroz para poder cenar en el bus, acabaría tarde la jornada, y no era plan de llegar a casa y ponerme a cenar para acostarme con el estómago lleno, tocaba madrugar. No sirvió de nada tanta previsión, llegué a casa cerca de las 0:00 de la noche, pero cuando me acosté, empecé a dar vueltas de un lado a otro, calculo que solo pude dormir una media hora. Me levanté, empecé a preparar la bolsa, y me fui a desayunar, me encontraba cansado pero sin ganas de dormir. 

Comenzó a sonar el móvil con mensajes de los compañeros que uno a uno iban dando los buenos días, al poco tiempo, Paco envió el primer mensaje que nos alertaba a todos que teníamos que ir acabando de prepararlo todo, él ya había cogido el bus y había que salir hacia las paradas. Al llegar a Arc de Triomf, buscamos sitio para ultimar detalles: Colocación del dorsal, cafés y la última visita al baño.

Como es normal en estas fechas, el frío era evidente, pero seguimos con la filosofía del equipo, manga corta haga el tiempo que haga, esto algún día nos traerá más de un resfriado.


Paco, Lesaca, Félix, yo y Silver


Me coloco en el cajón de la salida junto con Félix, cortan la cinta que separa los cajones y prácticamente nos colocamos en las primeras posiciones, sigue haciendo mucho frío y solo pienso en empezar a correr, del sueño ni me acuerdo.

Dan la salida y cosas que no consigo comprender, en los primero metros, gente que va prácticamente de paseo acompañando a otra persona, pienso que ese no es el proceder, me parece bien que alguien acompañe a otro corredor y más si es su primera carrera pero, es necesario ponerse de los primeros?. Después de bajar por el Passeig de Picasso y pasar por la Estación de Francia, vamos en busca de Colón, hasta ahora todo recto y sin problemas.

Llegamos al Paralelo, toca subida, pero no hay problema aquí las piernas están frescas, de momento el ritmo que llevo es de 4´15" espero no pagarlo al final. Dejamos el Paralelo para subir por la calle Entença, sigue habiendo mucha aglomeración de gente pero es normal, la carrera este año cuenta con unos 14.325 inscritos, no está nada mal para ser una media maratón.

Giramos por Gran Vía, aquí todo es llano, miro el GPS y sigo manteniendo el ritmo, me encuentro bien, bajamos Passeig de Sant Joan y espero ver de un momento a otro a la família, este año cuento con ellos en esta carrera, en la anterior edición mi mujer no pudo venir. Levanto la vista antes de girar en Buenaventura Muñoz y allí los veo, ya tengo mi avituallamiento personal de ánimo, ahora solo queda la mitad del recorrido y las energías están renovadas.




Continuamos por Pallars, un pequeño repecho y bajada para girar a la izquierda y subir por la calle Badajoz,   muchísima gente por las calles animando, se nota que es una de las carreras importantes en Barcelona, en un mes vendrá la reina de las carreras, la maratón. Bajamos Diagonal y nos desvían para ir en busca de Gran Vía, aunque más o menos sigo el ritmo del principio, las piernas empiezan a notar cansancio, supongo que el no dormir tiene algo de culpa también. Bajamos Rambla Prim y al llegar al Fórum subimos Diagonal otra vez, esto hace que mis fuerzas se vayan acabando. Giro de 360º y Diagonal para abajo para tomar la calle Josep Pla, se acabaron las vueltas, volvemos al Carrer Pujades, la meta está a 3 km. 

Veo que me pasa el corredor, triatleta y con 22 ironman en su haber, Robert Mayoral, hace de liebre de 1h 30´ en esta carrera, que lujazo!! le saludo como puedo e intento aguantarle el ritmo, pero las fuerzas ya están mermadas, escucho los ánimos que lanza a todos los que por allí estamos," Vamos 15´aguantando este ritmo y lo conseguimos!!!", pero mi cuerpo ya no quiere escuchar.

Llego a calle Marina, y la subo a buen ritmo, sé que el final está cerca, miro el reloj y estoy rondando la hora y media en maratón. Toca apretar los dientes, giro la calle Pujades y veo la recta de meta, aunque veo que se me hará larga, faltan unos 600/700 metros, cruzo Meridiana y comienzan las vayas de recta, a la derecha están todos, un saludo y a por el cartel de meta. Finalizo con un tiempo de 1h 31´ 08", vuelvo a mejorar crono en referencia a la misma carrera del año pasado en 3´.





Sensaciones geniales de cara a la maratón de Barcelona, queda 1 mes.



SALUD Y KILOMETROS!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario